• mitos

Los mitos de El Salvador o mitos salvadoreños son relatos orales tradicionales basados en antiguas creencias que presentan explicaciones sobrenaturales de hechos o fenómenos naturales y que han sido transmitidos de generación en generación con el paso del tiempo. Cabe destacar también que en los mitos pueden presentarse hechos sobrenaturales que no tienen ninguna base científica y que muchas veces pueden ser presentados como verdades. Comúnmente se tiende a confundir los mitos salvadoreños con las leyendas como La Siguanaba, el Cipitío, la Carreta Chillona, etc; aunque guardan relación alguna en la parte cultural, podríamos mencionar que los mitos en si son creencias, que muchas veces la gente asegura que son verdad; en cambio las leyendas son relatos que por lo general se basan en hechos que posiblemente sucedieron alguna vez en el tiempo.

 

  • El mal de ojo

 

Es uno de los mitos de El Salvador más populares. Se dice que existen personas que tiene un espíritu muy fuerte y que con solo ver o admirar a otra persona, pueden “hacerle ojo”. Esto suele ser muy común en los niños pequeños. El mal de ojo se manifiesta con vómitos, diarrea y decaimiento en general que puede llevar hasta la muerte. Para contrarrestarlo se debe visitar algún “curandero” que usa ciertas hiervas, mezcladas con alcohol y tabaco en todo el cuerpo de la persona afectada. Se cree que para evitarlo en los bebés recién nacidos, se les coloca una cinta o pulsera de color rojo, en algunos casos son populares unas que tienen unas semillas de ojo de venado.

 

  • La soguilla

 

Se cuenta que cuando los perros tienen tos, se debe hacer una soguilla o collar con una cuerda y olotes (mazorca de elote sin granos) que debe ser colocada en el cuello del animal. Con esto la tos del perro, o chucho como se le conoce en nuestro país, desaparecerá.

 

 

  • El hipo Para quitar el hipo en una persona se le debe asustar o contarle una mentira para que se aflija.

 

También es común que a los recién nacidos les dé hipo (por irritación del diafragma), en este caso las madres les ponen un hilo mojado de color rojo pegado sobre la región central de la frente del niño.

 

  • El píspelo

 

Es una enfermedad en los ojos, o mejor dicho en los párpados que se cree es causada por ver cuando los perros tienen su época de apareamiento y están teniendo relaciones íntimas. Generalmente esto se cura con pasarse la cola de un gato negro sobre la zona afectada, el píspelo es incómodo ya que se inflama la zona de los párpados del ojo.

 

  • La lechuza

 

Se dice que el canto de este animal por las noches anuncia que alguna persona cercana al lugar donde canta podría morir. El Chillo Es un pájaro pequeño y muy escandaloso, cuyo canto es muy agudo. Cuando este pájaro canto, es porque alguien llegará a visitarte a tu casa.

 

  • La flor de amate

 

El amate es un árbol que no nada flores ni frutos. Se cuenta que este árbol tiene un oscuro secreto oculto entre sus deformes ramas, y es que a las 12 de la noche, en la copa de éste, nace una hermosa flor blanca, la cual cae al suelo. El hombre que logre agarrar esta flor, tendrá todo lo que quiera, amor, dinero y salud, pero no es tan fácil, pues la verdadera prueba es luchar contra el diablo, que es el dueño de esa flor.

 

  •  La Lechuza:

 

Hay muchos mitos acerca de la lechuza, dicen que la lechuza es espíritu de brujas que vagan por las noches por los cielos centroamericanos, dicen que las lechuzas tratan de asustar a sus víctimas en lugares oscuros. Cuentan que cuando se escucha un silbido grave por los cielos, es la Lechuza la que está sobrevolando, y que al responderle con el mismo silbido, esta llega a arañarle los ojos al intruso, se describe a Lechuzas de barba, lo cual realmente es una especie a la que le crecen dos grandes plumas largas al lado de su pico, los viejos cuentan que esas lechuzas de barba son brujos que quedaron convertidos así para siempre y que también hay secretos para ahuyentarla.

 

  • El Sacalenguas:

 

Las historia des este raro animal son escasas, describe a un pájaro enorme que de noche atacaba rebaños de vacas, o a una sola, el siguiente día amanecían la vaca muerta sin su lengua, historiadores y mitólogos afirman que es similar al ser descrito como el Chupacabras, el cual apareció hace algunos años en Puerto Rico y se extendió hasta otros países, en realidad podría ser el mismo animal, hasta la fecha no existen versiones de que alguien lo vio perfectamente.

 

 

  • El Chupacabras:

 

Este ser más que una mitología es una realidad, pero cabe hablar de él en esta sección, este ser que hizo su aparición hace algunos años en Puerto Rico, después a México y algunos países de Centro y Sur América. A finales del 2000 fue capturado muerto por primera vez un presunto Chupacabras. Esto sucedió en la Republica de Nicaragua, según habitantes, este ser estaba atacando sus rebaños, por lo cual decidieron hacerle frente, advertido de su presencia un habitante disparo contra una sombra que se movía en la oscuridad, a los tres días fue encontrado el cuerpo de un extraño ser, no muy lejos del lugar, el cual está en investigación hasta el momento, presentaba como una mezcla de Canguro, Perro, Garras de algún animal feroz, con fisionomía humana, y dos aparentes aletas que sobresalían de su espalda, lo raro fue el haber encontrado dos piezas de metal en sus mandíbulas. Las sospechas enlazan a este ser como un producto fallido por descubrir la clonación, se cree que este ser escapo accidentalmente. Hasta la fecha se espera el resultado de los estudios.

 

  • La Víbora:

 

Esta es una serpiente de clima tropical, las antiguas creencias dicen que esta serpiente buscaba madres recién criando por las noches, y ponía su cola en la boca del recién nacido y ella tomaba el lugar del recién nacido chupando los pezones de la madre, cuando esta dormía, y dicen que el niño quedaba mal para toda su vida

  • leyendas

Parte de la cultura de los salvadoreños se encuentra en las historias que se narran. Por cientos de años los abuelos de los abuelos han contado leyendas en El Salvador sobre los espectros malvados que aterrorizan las partes oscuras y pueblos de el salvador.

  

  • leyenda de la siguanaba

 

Es por eso es que quienes la han visto describen que cuando la conocieron vieron a una mujer bella, pero en cuanto la abrazaban y besaban, se convertía en un espectro horrible, de cabello enmarañado y sus pechos voluptuosos se transformaban en horribles bolsas con las cuales golpeaba las piedras donde las mujeres en el día lavaban la ropa. Las manos se convertían en garras y miraba a los hombres con sus ojos saltones riendo también entre las sombras de la noche. Las familias de los hombres que tuvieron un encuentro con el espectro maligno, describen que caen enfermos por semanas, con altas temperaturas de fiebre y delirios. Las esposas de los infieles que tuvieron un encuentro con este espanto afirman "está bueno, por infieles y mentirosos".

 

  • leyenda del Cipitío

 

El hijo, resultado de la infidelidad del romance prohibido entre Sigüet y un lucero de la mañana fue condenado por Teotl, el dios de dioses a permanecer como un niño por la eternidad y nunca llegaría a crecer y ser hombre. Quienes le han visto aseguran que tiene los pies al revés y por eso causa confusiones en los caminos que anda. Los campesinos que intentan seguir sus huellas, terminan por perderse ya que por la deformación, siguen el camino de manera errónea, yendo al lado contrario al que el Cipitío iba. También tiene una enorme barriga y viste ropa de manta blanca, caites y un sombrero de palma puntiagudo y de grandes alas. Dado que el Cipitío es un niño, le gusta frecuentar los trapiches de las moliendas de caña, donde hay miel de dedo y dulce de atado, aunque su alimento favorito es el guineo y las cenizas. También frecuenta ríos y le gusta espiara las chicas que son bonitas, a las que les silva y arroja piedras o flores. La leyenda cuenta que el Cipitío también simboliza al dios de los romances ilícitos .también sería un espíritu burlón. El personaje es ubicado principalmente en la región de San Vicente, aunque posee el poder de teletransportarse

 

  • leyenda del padre sin cabeza

 

Existen dos versiones del padre sin cabeza. Una versión es que el cura murió en pecado mortal sin confesarse y por una pasión amorosa perdió la cabeza. Otra versión cuenta que es el alma de un padre que luchó en una revuelta junto con varios campesinos oprimidos que se habían revelado y que luego fue capturado y decapitado por las autoridades de su tiempo. La leyenda cuenta que sale atravesando las puertas de la iglesia del Rosario, todos los viernes del año. Sale a las 12 a caminar sobre la 6.a avenida, hacia el norte. Después recorre la calle donde estaba el cine Libertad, dobla la esquina entre la 6a calle oriente y Ó-. Avenida norte y se dirige calle abajo.

 

Luego de recorrer media cuadra, desaparece y vuelve a reaparecer, entrando a la iglesia La Merced; ahí se le ve recorrer el atrio y atravesar la puerta cerrada de la iglesia. Las personas que le han visto aseguran que también sube al campanario. El padre sin cabeza no es un evento meramente capitalino, sino que se ha aparecido en Cojutepeque y en Santa Ana, dicen que sale de la iglesia El Carmen y después atraviesa la 1.a avenida y el parque central, luego entra a la catedral con las puertas cerradas. También lo han visto en San Vicente, Zacatecoluca y La Paz, hasta de día por las calles.

 

 

  • leyenda del cadejo

 

Las historias que describen una experiencia con el cadejo blanco siempre van acompañada del cadejo negro. El primero es bueno y el segundo es como el diablo. Según los relatos, el cadejo se le aparece a las personas trasnochadoras. Si a un hombre se le aparece el cadejo blanco es porque es un fiel creyente, una persona buena y les protege y defiende de los peligros de camino hasta que lleguen bien a sus hogares. En cambio el negro ataca a las personas que no tienen buen corazón.

 No los muerde, solo los aruña y los deja mal heridos con altas fiebres hasta que en el lecho de sus casas encuentran la muerte. Si la persona es acompañada por el cadejo blanco y les sale en el camino el cadejo negro, ellos pelean, saliendo siempre como ganador el cadejo blanco.El cadejo negro es descrito como un perro pequeño con ojos rojos como brasas y hocico alargado, cuyos pasos suenan como las de una cabra. Si se escucha el sonido de estos pasos cerca, es porque está lejos y si se escucha lejos es porque está muy cerca, aunque no siempre lo logren ver las personas. El cadejo blanco es similar a un perro, con el hocico alargado y ojos rojos, este no hace daño a los hombres.

 

  • leyenda de la carreta bruja

 

Cuenta la versión popular que había un hombre, quien un 15 de mayo, para la fiesta de San Isidro Labrador en Chalatenango, en la que muchos llegan al pueblo con su carreta para recibir la bendición del padre, un hombre decidió preparar la suya para hacer maldad.

 

Cuando el sacerdote pidió a las personas que alinearan las carretas para que recibieran la bendición, el hombre respondió al padre que no la había llevado para que la bendijera, porque ya estaba bendecida por el diablo. Acto seguido azotó a los bueyes sin piedad para intentar entrar a la iglesia con todo y carreta, pero estos se resistieron a entrar y lograron zafarse del yugo y la carreta salió calle abajo con todo y el hombre.

 

Entonces, el padre le dijo "Andarás con tu carreta por todo la eternidad". Desde entonces la carreta sin bueyes va bendecida por el diablo, anda sola sin bueyes que la conduzcan, causando espanto con los chirridos metálicos que hacen sus ruedas. Se dice que la carreta se le aparece a las mujeres chismosas, revoltosas, criticonas y mentirosas. También llega a los pueblos en los que no hay amor ni armonía entre sus

  • la descarnada

 

Abundan los testigos que afirman haber tenido una experiencia tétrica con una hermosa mujer que se aparecía pidiendo ride o aventón en la carretera que conduce de Santa Ana a Chalchuapa. La mujer en primera instancia se aparecía en la orilla de la calle con una vestimenta provocativa y con una actitud sensual y audaz llamaba la atención de los incautos que eran atraídos por su belleza y coquetería. Cuando los conductores le preguntaban hacía donde se dirigía, ella les contestaba que a unos pocos kilómetros del lugar, entonces se montaba al auto y comenzaba a seducirlos. Cuando los hombres empezaban a tocarla y besarla, entonces sucedía algo espantoso, la piel se desprendía de su cuerpo hasta quedar totalmente convertida en pocos segundos en un esqueleto humano. Minutos después sus víctimas eran encontradas en estado de total confusión y únicamente recordaban los instantes en que aquella escena tenebrosa había ocurrido. Según los moradores del lugar, el espíritu de una bruja maligna es el protagonista de la lúgubre aparición.

 

  • el duende

 

El Duende es un espíritu enamorado que siempre busca a las mujeres jóvenes y bonitas, a las cuales no deja en paz hasta que hacen algo desagradable para él. Esto puede ser no bañarse o hacer cosas antihigiénicas. Este espíritu no deja tranquila a la muchacha bonita que escoge por medio de ruidos por las noches, brisas y aromas, hasta causar que se quede solterona. Pero en cuanto la joven realice actividades antihigiénicas el Duende se retira no sin antes causar un ruido estruendoso y soltar una carcajada.

 

  • Chasca,

 

También conocida como "la virgen del agua", es el nombre de un personaje de una leyenda de El Salvador. Según la tradición oral, en la barra de Santiago vivió un hombre rico de nombre Pachacutec, el cual tenía comprometida a su hija Chasca con un príncipe de una tribu zutuhil.

 

Chasca, sin embargo, tenía su corazón entregado a un joven pescador de nombre Acayatl. Ella le veía a escondidas de su padre en la playa; donde él, desde su balsa le cantaba dulces canciones.

 

Un día nefasto, alguien disparó una flecha a Acayatl mientras regresaba de la pesca. Un enviado de Pachacutec fue el asesino. A lo lejos Chasca observó el crimen y gritó con horror, y tomó la decisión de acompañar a su amado en la muerte, amarró una piedra a su cintura y se lanzó al agua.

 

El espíritu de Chasca apareció por vez primera en una canoa blanca al lado de Acayatl en la siguiente noche de luna llena y lo hace desde entonces. Cada vez que los pescadores se dan cuenta de la luna llena, ellos no salen en busca de pesca ya que por respeto no quieren perturbar a la virgen del agua y a su amado, ellos a ver el respeto, les bendicen las pescas.

En la ciudad de Aguascalientes, chasca también se conoce como elote en vaso Ejemplo: "me da una chasca, Don Juan"

 

  • La cuyancúa

Es un mítico animal de leyenda de El Salvador. Tiene presencia en la región de Izalco y en general en la zona occidental del país. Según la tradición oral, es un ser mitad cerdo y mitad serpiente que anuncia la lluvia. Según los testimonios, no solo aparece una cuyancúa sino a veces lo hacen en grupo.

 

Según el libro Mitos y leyendas de los Pipiles de Izalco, de L. Shultze Jena, es también un ser mitológico que tiene cierto dominio sobre las aguas de los ríos y la lluvia.

 

El Justo Juez de la noche es un personaje de leyenda de El Salvador. Según la tradición oral, es un fantasma que se aparece a quienes deambulan por los caminos rurales a altas horas de la noche, otros lo describen montado sobre un caballo negro. Según las narraciones, esta aparición es un sujeto alto que no posee cabeza. En su lugar, aparece una columna de humo.

 

Quienes se han visto sorprendidos por el Justo Juez, afirman haber sido advertidos de regresar a sus casas, pues el espectro afirma que la noche le pertenece solo a él. En más de una ocasión, mostrándose como un vigilante del orden, 1 azota a cualquier incauto a manera de reprimenda.

 

El Justo Juez pertenece al folklore de El Salvador, y su origen parece situarse en la época de la colonización española.1 El poeta Roque Dalton le dedicó esta prosa:

 

Seco como un árbol aniquilado por el bejuco matapalo, su rostro brilla levemente con la ceniza pálida de los siglos y sus ojos rojos tienen un fondo donde nos espera la locura o la muerte. Nadie más justo que él, sin embargo. De ahí su nombre. Solamente los fatuos, los necios y los obstinados deben temer su daño sin motivos especialmente graves...

 

  • la llorona

 

En las altas horas de la noche, cuando todo parece dormido y sólo se escuchan los gritos rudos con que los boyeros avivan la marcha lenta de sus animales, dicen los campesinos que allá, por el río, alejándose y acercándose con intervalos, deteniéndose en los frescos remansos que sirven de aguada a los bueyes y caballos de las cercanías, una voz lastimera llama la atención de los viajeros.

 

Es una voz de mujer que solloza, que vaga por las márgenes del río buscando algo, algo que ha perdido y que no hallará jamás. Atemoriza a los chicuelos que han oído, contada por los labios marchitos de la abuela, la historia enternecedora de aquella mujer que vive en los potreros, interrumpiendo el silencio de la noche con su gemido eterno.

 

Era una pobre campesina cuya adolescencia se había deslizado en medio de la tranquilidad escuchando con agrado los pajarillos que se columpiaban alegres en las ramas de los higuerones. Abandonaba su lecho cuando el canto del gallo anunciaba la aurora, y se dirigía hacia el río a traer agua con sus tinajas de barro, despertando, al pasar, a las vacas que descansaban en el camino.

 

Era feliz amando la naturaleza; pero una vez que llegó a la hacienda de la familia del patrón en la época de verano, la hermosa campesina pudo observar el lujo y la coquetería de las señoritas que venían de San José. Hizo la comparación entre los encantos de aquellas mujeres y los suyos; vio que su cuerpo era tan cimbreante como el de ellas, que poseían una bonita cara, una sonrisa trastornadora, y se dedicó a imitarías.

 

Como era hacendosa, la patrona la tomó a su servicio y la trajo a la capital donde, al poco tiempo, fue corrompida por sus compañeras y los grandes vicios que se tienen en las capitales, y el grado de libertinaje en el que son absorbidas por las metrópolis. Fue seducida por un jovencito de esos que en los salones se dan tono con su cultura y que, con frecuencia, amanecen completamente ebrios en las casas de tolerancia. Cuando sintió que iba a ser madre, se retiró “de la capital y volvió a la casa paterna. A escondidas de su familia dio a luz a una preciosa niñita que arrojó enseguida al sitio en donde el río era más profundo, en un momento de incapacidad y temor a enfrentar a un padre o una sociedad que actuó de esa forma. Después se volvió loca y, según los campesinos, el arrepentimiento la hace vagar ahora por las orillas de los riachuelos buscando siempre el cadáver de su hija que no volverá a encontrar.

 

Esta triste leyenda que, día a día la vemos con más frecuencia que ayer, debido al crecimiento de la sociedad, de que ya no son los ríos, sino las letrinas y tanques sépticos donde el respeto por la vida ha pasado a otro plano, nos lleva a pensar que estamos obligados a educar más a nuestros hijos e hijas, para evitar lamentarnos y ser más consecuentes con lo que nos rodea. De entonces acá, oye el viajero a la orilla de los ríos, cuando en callada noche atraviesa el bosque, aves quejumbrosos, desgarradores y terribles que paralizan la sangre. Es la Llorona que busca a su hija.

 

  • la mona

 

También conocida como Mona Bruja o Mico Brujo, es un personaje de una leyenda centroamericana de origen chorotega. Según esta leyenda, la monas eran brujas que, mediante oraciones indígenas ancestrales, se les desprendía la piel y les crecía el pelo, se les alargaban las manos y los pies, transformándose en un ser similar a un mono monstruoso de gran tamaño. Las monas podían desplazarse a gran velocidad a través de los árboles, generalmente para hacerles daño a sus enemigos en forma sorpresiva. Lo hacían en medio de carcajadas escalofriantes y alaridos espantosos que helaban la sangre de sus víctimas, dejándoles atontados o sin habla para el resto de la vida.

 

La única manera de librarse de estas entidades era cuando la víctima dominaba su miedo y decía oraciones cristianas de contra, clavaba una cruceta (un machete en forma de cruz) en el suelo, arrojaba un puño de maíz, de semillas de mostaza o de sal, y tiraba el sombrero boca arriba, de modo que hacía que la Mona amaneciese recogiendo los granos, sin soltarla hasta que se arrepintiera de sus sortilegios y jurara no volver a molestar a nadie en toda la comarca.

 

El mito de la bruja que se transforma en mona recibe otros nombres, siendo el más frecuente el de Mico Brujo, popular en Guatemala y El Salvador. En Nicaragua, son muy comunes las leyendas de brujas que se transforman en micos brujos (o monas brujas), Cegua y cerdos («chanchas»). Las monas usualmente son mujeres despechadas que se transforman para ir en busca de los hombres que las abandonaron. Dice la leyenda que las mujeres van al árbol de chilamate, toman una de sus flores que brota exactamente a media noche y dicen el conjuro para transformarse. Las ancianas de los pueblos pequeños aconsejaban a los hombres que salieran con la ropa interior al revés para ahuyentarla.

 

En Costa Rica, el término de «Mona» a secas es más frecuente en la costa del Pacífico, en las provincias de Guanacaste y Puntarenas, ya que en algunas versiones más arraigadas al Valle Central se le llama «La Chancha» (se transforma en cerdo o danta), y además, existe la leyenda de otro espectro similar, el Micomalo, el cual, sin embargo, se supone que no es una bruja con forma de mona, sino el mismo Diablo en persona.

  • la leyenda del padre sin cabeza

 

Es una leyenda popular no solo en nuestro país El Salvador sino también en otros países de Centroamérica. El origen de este relato se remonta a la época colonial (colonización española de América), cuando se buscaba convertir a los indígenas al cristianismo, una época donde muchas veces los misioneros católicos, sacerdotes y monjes eran ejecutados, especialmente por los hacendados y caciques que querían mantener el poder. Este es un relato que a muchas personas les da miedo cuando lo escuchan, especialmente si es por la noche. Aquí te la presentamos.

 

De acuerdo a la versión salvadoreña, el Padre sin Cabeza es el alma de un sacerdote que murió en pecado, sin poder confesarse, producto de una relación amorosa que tenía y que ahora le obliga a vagar errante como alma en pena en la eternidad. Algunos también dicen que el padre sin cabeza fue un sacerdote que murió en una revuelta junto a varios campesinos oprimidos y posteriormente fue decapitado por las autoridades de su tiempo.

 

La leyenda cuenta que él sale atravesando las puertas de las iglesias todos los días viernes del año por las noches, especialmente en las que no hay luna. En los lugares, como en San Salvador, donde hay más de una iglesia se pasea entre ellas; en los pueblos donde solo hay una iglesia sale a recorrer las calles y luego más tarde vuelve atravesando la puerta principal aunque esté cerrada. Algunos que le han visto aseguran que también sube al campanario de la iglesia y que desparece misteriosamente ahí. Su aspecto es el de un hombre alto, pero que no tiene cabeza, solamente el cuerpo. Va con una sotana oscura y un rosario en la mano, caminando por las calles, como un alma en pena, como un fantasma errante, sin decir nada. Algunas personas que andan por las calles de El Salvador a altas horas de la noche cuentan que lo han visto, y que cuando se les acerca sienten un frío helado paralizante, se quedan paralizados y mudos por mucho tiempo sin poder decir ni una palabra de lo que les ha ocurrido. Para algunos es un suceso que les ha dado una lección para no andar trasnochando o en malos pasos. Se cree que lo que el padre sin cabeza hace es buscar su cabeza, ya que va sin ella, y lo hace principalmente en las iglesias de las ciudades o pueblos de El Salvador. Cuentan también que suele aparecerse más a menudo en las iglesias donde han muerto sacerdotes en extrañas circunstancias.

 

  • la procesión de los muertos

 

En el país de el salvador antes del día de los muertos que se lleva a cabo los 2 de noviembre sucede un hecho extraño poco común que acontece la noche antes que comience el día, es decir el primero de noviembre por la noche.

 

En los pueblo y lugares donde viven las personas que les dicen de campo pueden apreciarse y escucharse estas clase de historias que son contadas de generación en generación y causan temor desde los más pequeños hasta los más adultos. Porque ya sea coincidencias o juegos de la mente de las personas que afirman haber presenciado con sus propios ojos lo que relatan. Estas historias son afirmadas por varios que han dicho haberse topado con esto ya mencionado anteriormente.

Una de las leyendas que pueden apreciarse se encuentra una muy singular llamada: La procesión de los muertos.

 

Un hombre que afirmaba ser un aséptico vivía en una cabaña que se encontraba cerca de un camino donde podían circular las carretas con ganados y mercadería pues era una ruta muy transitada. El hombre cada noche se sentaba afuera de su cabaña a fumar sus puros creando un fuerte olor a tabaco, las personas que por casualidad cruzaban ese camino a esa hora no se extrañaban al sentir el olor a tabaco pues sabían que este hombre se quedaba a altas horas de la noche fuera ya que era muy poco la visibilidad por los árboles y la maleza le decían gritándole. “muy buenas noches don Pedro aún está contemplando la noche” a lo que él contestaba “desde acá en lo oscuro puedo observarlos y estar siempre atento a cualquier cosa hijo en estos días y en estos lugares es mejor mantenerse despierto y atento”.

 

Las personas tenían muchísimo respeto a este hombre pues era el que guiaba a los hombres en los cultivos y los eventos importantes del pueblo, y como cada noche se sentía el olor a tabaco sabían que se quedaba sentado en lo oscuro apreciando lo que traía la noche.Todos le decían don Pedro no teme que una noche pueda ver algo algún espanto que lo asuste que lo perturbe mire que en estos lugares se dan muchos casos de gente que afirma haber visto muchísimas cosas como una mujer vestida de blanco, un padre que no tiene cabeza que vaga por las calles a altas horas de la noche, pueden ver una bestia un perro de un tamaño enorme negro con ojos rojos que ataca a las personas.

 

A lo que don Pedro siempre responde: “jajajajajajaja te diré algo hijo, en esta vida debe temérsele a los vivos que los muertesitos se quedan así muertos, las personas en estos días ya no saben de qué hablar y buscan llamar atención inventando muchas historias y las personas que las escuchan por su ignorancia las creen, en miedo solo existe en tu mente”

 

Las personas admiraban la valentía de este hombre y le contaban muchas historias a lo que él solo reía, un día una señora de muy avanzada edad estaba por contarles una historias a unos niños ellos habían hecho un circulo para escucharla. Don Pedro se acercó y a escuchar la historia a pesar de ser un escéptico le gustaba escucharlas.

 

La señora contó una historia acerca de una procesión de personas que pasaban una noche antes del día de los muertos cuenta que eran muchas personas que caminaban en silencio con velas negras y blancas todas con la cabeza viendo al suelo que según la leyenda son espíritus de las personas que no fueron visitadas jamás, personas que jamás tuvieron cristiana sepultura y fueron olvidadas por todos.

 

En su narración ella les dijo que ese día no puede haber nadie en el camino de esta procesión pues ellos podrían llevarse a alguien con ellos y hacer que sea olvidado por siempre uniéndose a ellos para siempre. Los niños estaban muy asustados ante esta narración y don Pedro con un tono burlesco le dijo “madre no haga eso no les llene la cabeza con tonterías luego crecen con temor a sus mismas sombras. Yo me quedo cada noche fuera de mi cabaña y nunca he visto eso que usted menciona” ella respondió “no hay peor ciego que el que no quiera ver. Y te aseguro hijo mío el momento de cada cosa se llega no te preocupes muy pronto llegara el tuyo de poder ver y dejar su ceguera”.

 

El hombre la miro con disgusto y quedo pensativo pues esas palabras lo abrumaron y dejaron pensativo en su pensamiento se cuestionaba las palabras de aquella señora aunque decía no puede ser verdad.

 

Pasaron muchas lunas y finalmente el hombre olvido esas palabras la leyenda pasaron a ser solo eso para el otra leyenda de la cual reírse.

 

Una noche curiosamente era 1 de noviembre como de costumbre él se sentaba a fumar sus puros fuera de su cabaña cuando pudo presenciar luces y pasos que se acercaban por las veredas a lo que él dijo no era muy común eso diciéndose a sí mismo dijo creo que necesito que me acompañe mi amiga refiriéndose a una escopeta pudo ver que eran unas personas en una procesión a lo que el sin recordar la historia no tomo importancia y se sentó a mirar como pasaban podía notar que era muy extraño a pesar de ser muchas personas nadie hablaba era un silencio que perturbaba él podía sentir que podía cortar el ambiente con un cuchillo sintiendo un pesar muy extraño estaba perturbado y los miraba con cara de asustado cuando recordó las palabras de aquella anciana.

 

Al recordarlo se le enfrió el cuerpo la sangre se le congelo y ni siquiera el puro podía relajarlo ni calentarlo sentía que no podía moverse tenía mucho miedo sentía su corazón mucho más acelerado al ver que las velas se tornaban oscuras y la escena se veía grotesca muy perturbadora pero sobre todo aun siendo un escéptico no podía creer aun lo que veía frente a él. Pudieron haber pasado talvez solo 15 minutos pero a ese hombre se le hizo eterno el paso de la procesión ya cuando casi todos habían pasado noto que una mujer con un velo negro se salió de la formación y se dirigía hacia donde él estaba. No podía verle el rostro por la oscuridad de la noche y el velo negro a lo que solo pudo verla con mucho espanto ella se le acercó hasta donde él estaba y aun no sabiendo si eso que estaba frente a él era de este mundo o no se quitó el sombrero en respeto a una dama.

 

Él quería poder ver su cara pero no podía verla solo podía ver el velo negro no pudo hablar ni ella lo hizo en vez de eso ella le dio una vela el tembloroso moviendo apenas su brazo la tomo la mujer la soltó y lentamente se alejaba integrándose en la procesión el hombre cuando ya no vio nada entro a la casa con la vela encendida aun no creyendo lo que había visto apago la vela la coloco en la mesa junto a su cama y esa noche no podía conciliar el sueño pensando en lo mismo una y otra vez sin dejar de sentir el horror de ver aquella procesión cuando por fin logro dormir a las 4 de la madrugada soñó con la mujer que estuvo frente a él solo que en este sueño el velo negro se desvanecía, logrando ver poco a poco la cara de esta mujer lo que empezó como u mal sueño se convirtió en una pesadilla al poder ver la cara de la mujer y ver que no tenía ojos y eran solo cuencas vacías.

 

En ese momento el hombre despertó a las 6 am por desgracia para el hombre eso no había terminado aún. Al despertar sintió que su mente se destrozaba al ver que la vela que dejo en la mesa junto a su cama no estaba en lugar de eso se encontraba un hueso un hueso de un brazo humano.Y de esta manera acabo Pedro el escéptico tomo su amiga la escopeta y sabiendo que ellos volverían por él se disparó en la cabeza terminando con su vida.

 

Cuentan que como él vivía solo se enteraron hasta mucho después de su muerte y su cuerpo fue enterrado por los hombres del pueblo que lo conocían y se encontró una nota una nota que el mismo pedro escribió antes de morir donde decía “esa procesión vendrá por mi esa mujer vendrá por mí y no puedo dejar me encuentren aquí “ al leer esa nota el miedo surgió en el pueblo su historia se supo y dicen que cada año el 1 de noviembre en la noche la misma procesión pasa en los pueblo los pocos que la han visto aseguran ver un hombre al final un hombre al cual identificaron como Pedro el escéptico.

 

  • ontarla tiene dos propósitos: alertar a los involucrados en alquileres de casas y denunciar la pésima legislación sobre el inquilino.

 

Román Molinares se presentó ante el agente de bienes raíces como comerciante. Moreno, barba descuidada, grueso, 1.70 m, mirada esquiva, 47 años. En ambos brazos se veían algunos inquietantes tatuajes.

 

Pero al inexperto corredor, más que los tatuajes y el aspecto sospechoso de Román Molinares, le interesaba la comisión que cobraría. La casa, propiedad de la familia Valverde, estaba ubicada en las afueras de San Salvador y era su único patrimonio. El fruto de 25 años de trabajo.

 

Era una propiedad fresca, amplia y con un hermoso jardín. Román Molinares se mostró encantado y de inmediato firmó un contrato de arrendamiento por un año. La primera cuota del alquiler fue cobrada por el corredor. El segundo mes el inquilino fue puntual. Los Valverde no lo conocían. Todo, incluyendo el contrato legal lo hicieron a través del agente. Los problemas comenzaron el segundo mes cuando no hubo pago. Aseguró Molinares que pagaría doble al mes siguiente y no lo hizo.

 

Al tercer mes de falta de pago de arrendamiento y servicios, los Valverde fueron a visitarlo. Y por primera lo vieron. Daba miedo. Pero lo más impactante fue el estado de deterioro de la propiedad. Los servicios de agua y la luz estaban cortados. Vivía solo y según testigos con los que los Valverde hablaron, no salía hasta la tarde o de noche.

 

Los Valverde entraron en pánico. Imaginaron que dentro de la casa podía estar ocurriendo cualquier cosa. Le pidieron amablemente a Román Molinares que pagara al menos los servicios de luz, agua y seguridad y que se fuera de la casa.

 

Molinares prometió que el próximo martes pagaría hasta el último centavo y se iría. Los Valverde creyeron. El martes no pagó. Juró que el viernes. Tampoco. Mandó un cheque con el total de lo adeudado, pero no tenía fondos. Y los meses fueron pasando; Molinares, amparado en que tenía un contrato, no se iba y la propiedad decaía.

 

Los Valverde contrataron a un abogado para poner una demanda. El abogado explicó que no sería fácil la cosa, porque las leyes tienden a favorecer a los morosos. “Esto puede tardar hasta un año”, dijo. Mientras tanto la propiedad se hundía en la maleza y el descuido.

 

Luis Valverde, desesperado, hizo un cartelito. Sacó de Facebook la foto de Molinares, cuya conducta cada vez era más cínica, lo etiquetó como moroso y colgó media docena de copias en los alrededores de la propiedad. Llamó a la empresa “Actual”, especializada en cobros. Pero de allí le dijeron que no podían tomar el caso porque habían averiguado que Román Molinares acostumbraba a hacer eso como una forma de vida.

 

Un día Molinares que vivía sin pagar en la casa de los Valverde desde mayo de 2013, prometió por fin abandonar la propiedad el 2 de enero de 2014 y firmar una letra de cambio por el total de la deuda acumulada. Los Valverde respiraron aliviados. Llegado el 2 de enero, ocurrió lo que Luis Valverde sospechaba. Molinares no se fue y prometió al abogado irse antes de las 10:00 de la mañana del día siguiente. No lo hizo. En lugar de eso abandonó la propiedad muy temprano. Luis Valverde ante la tristeza de ver cómo se perdía su patrimonio y la desconfianza que inspiraba el sujeto, contrató un camión de mudanza y frente a dos policías desalojó las cosas de Molinares y las mandó a una bodega de alquiler.

 

A la mañana siguiente Román Molinares, quien había vivido sin pagar en una casa ajena, girado un cheque sin fondos, sin oficio conocido, llegó acompañado por un nutrido grupo de agentes policiales a la empresa de Luis Valverde.

 

Los agentes le dijeron a Luis Valverde, ciudadano honrado, de familia y cumplidor con sus impuestos, que tenían que llevárselo preso. Román Molinares esbozó, frente al rostro de Luis Valverde, una sonrisa que helaba la sangre.

 

  • El Ámate

 Es un árbol muy conocido en El Salvador, este árbol es muy diferente a los demás en su estructura física. Su tronco es muy grueso y mal formado, pues tiene unas protuberancias (Si así se le pueden llamar), que hacen que el tronco parezca un rollo de cables mal hecho, sus ramas también un poco mal formadas, si uno se fija bien en ellas tienen un aspecto de garras. En fin un árbol fuera de lo común, además de no dar ni flores ni frutos.

 

Pero la leyenda dice que este árbol tiene un negro secreto oculto entre sus deformadas ramas, y es que a las 12:00 de la noche en punto, en la copa de éste, nace una hermosa FLOR BLANCA, la cual cae al suelo y el hombre que logre agarrar esta flor, tendrá todo lo que quiera, AMOR, DINERO Y SALUD, pero no es tan fácil, pues la verdadera prueba es luchar contra EL DIABLO, que es el dueño de esa flor se dice que tiene que ser una lucha a muerte; si el Demonio gana, se lleva el alma de aquel hombre, pero si el hombre gana tendrá todo lo que él quiera. Se cuenta que las únicas personas que ven a este árbol florecer en cualquier época del año son los MUDOS, ya que se sabe que nunca dirán nada de esta flor encantada.